domingo, 23 de enero de 2011

SAN CRISTÓBAL: “Las Cinco Águilas Blancas Levantan Vuelo, Del Primer Pregón De La Dinastía Bienvenida”



“El Toro Bravo, Toma La Palabra”

“Las Cinco Águilas Blancas Levantan Vuelo,

Del Primer Pregón De La Dinastía Bienvenida”

Juan Mariano Monasterios Bernal.

En Vuelo Majestuoso en las exuberantes alturas de las montañas merideñas, el capitulo del Círculo de Amigos de la Dinastía Bienvenida, el más antiguo ya que data desde el año 2006, y que con sobrada razón, en su esportón reposan orgullosos los trofeos de un corte lucrativo en sus reconocimientos. Por lo didácticos conocimientos que sin ningún ápice de mezquindad, han abonado en los corazones de los aficionados de toda Venezuela, invaluables por demás sobre la exquisitez del tema taurino, germinando cosechas de calidad y cualidad en cada aficionado. Las Cinco Águilas Blancas han elevado su vuelo más allá de los cinco mil metros del glorioso e imponente Pico Bolívar, con su denotada personalidad y en su único afán que es el bienestar para el arte maravilloso del Toro Bravo. Y en aclaratoria necesaria por demás, se han tomado la molestia de explicar sus razones para estar en las alturas, y manifestar su total inconformidad por los derroteros que transitan los capítulos de Los Amigos de la Dinastía Bienvenida en Venezuela, y el imberbe nacimiento de la directiva del Capitulo Nacional, lo cual está plagado por controversias, desde la ciudad de los caballeros, basándose de plano en sus estatus, en lo que hacen notar la ilegalidad e ilegitimidad de su elección, en noviembre del año pasado, durante la celebración de la Feria en Honor de Nuestra Señora del Socorro, en la ciudad del Cabriales, La Valencia Señorial.

Exigiendo sin ecua non las bases fundamentales del respeto, a la autonomía de cada uno de los capítulos, y el que sus integrantes sean completamente ajenos a los círculos ya creados, exigiendo a su vez que su autonomía de vuelo sea nominal, en que su universalidad sea pura, y que su caída en picada tenga el carácter de directa, y consumada en su derecho fundamental de secreta. Y en su vuelo rasante sobre la legalidad, para gozar de la ansia legitimidad. La Cinco Águilas Blancas consumen su extraordinaria afición, en dicha diatriba, pero manteniendo su ilusión taurina en apoyar a El Capitulo de San Cristóbal, en todas y cada una de las actividades que se realicen en el marco de La Feria Internacional de San Sebastián, ratificando su presencia en la ciudad de La Cordialidad, dando de si todo su majestuoso e inquebrantable apego en defensa de la Fiesta del Toro Bravo, cuestión de vital importancia en días aciagos, y de cielos con turbulencias de sentido, genio y peligro. Pero sin su necesario e importante vuelo de sabiduría taurina, de manera rotunda en el primer Pregón de la Dinastía Bienvenida.

En dicho vuelo, El Toro Bravo consumen los días de su juventud, cuando es más guapo que ustedes, dice la copla, haber si recuerdan dicha canción, quien la cantaba y de que rincón salía, tengo en dos amores mi amor repartió, si encuentro a uno llorando, es porque el otro le ha ofendió, yo no me quejo de sus caprichos postales, ¿un reloj? de brillantes, ¿un vestido? catorce…mientras que por la diestra y la siniestra se van las ilusiones del rio de mi arte, que se convierte en el Mar hermoso de la corrida, y fecunda en la grandeza del Toreo. Haber Señores hay que hincarse de rodillas y pedirle con suma afición llorando, antes de hablarle al Bello Toro Bravo, y con lágrimas como torrentes nos inunde la tristeza. Para poder por favor cantarle con sublime amor que le hemos ofendido, y haber si se van haciéndole la idea que le han visto en los altares. Que ustedes están allí en los diferentes capítulos de Venezuela, porque El Toro Bravo se los ha mandado.

El Primer Pregón del Círculo de Amigos de la Dinastía Bienvenida, se trasforme en la asamblea deseada, sirva sea de paso, de bálsamo conciliador de las partes, y que el temple de cada capítulo manifieste su arte y parte, y en la profundidad de sus faenas salga la directiva consensuada, y que otorgándole con dignidad los atributos, en los derroteros de su juventud la legalidad y legitimidad que se merecen, y para que dirijan los destinos con señorío, y maestría sin regateo que la fiesta del Toro Bravo Ostenta, y bajo la voluntad de Dios Todo Poderoso les bendiga con las Virtudes de; La Compresión absoluta para un sano y fructifico dialogo, La Tolerancia a las ideas de cada uno de los Capítulos en su autenticad y autonomía, El Perdón con gallardía para el que se haya equivocado, La Paz con la que el Toro Bravo traduce su nobleza, y la hermosura más espectacular que existe en el mundo que es. El Amor al Arte Maravilloso del Toreo.

Que el Vuelo de las Cinco Águilas Blancas cese en su ímpetu, y pose su majestuosa presencia en la conciliación del Primer Pregón del Círculo de Amigos de la Dinastía Bienvenida. Con la concebida anuencia de las sanas pretensiones de la directiva del Capitulo Nacional, conformado por hombres de extraordinario criterio y razón, y todos hermanados puedan retomar el paseíllo de la Afición, Ilusión y del amor que se les ha encomendado, por El Toro Bravo. Y Arreando la pesada carreta que como Bendición Divina les ha tocado. Que Dios Reparta Suerte, y que se dé, el Éxito por todos los taurinos que ardiente estamos deseando.

Juan Mariano Monasterios Bernal.

“El Toro Bravo, Toma La Palabra”

juanmonasterios@hotmail.com, juanmonasterios@yahoo.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada