viernes, 30 de mayo de 2014

Madrid: Victorino Martín recibe el galardón de la "Fábula Ganadera de la Historia" del Círculo Bienvenida


Fernando del Arco entrega el galardón a Victorino Martín de la "Fábula Taurina de la Historia"

CÍRCULO TAURINO AMIGOS 
DE LA 
DINASTÍA BIENVENIDA

Homenaje a Victorino Martín y a la Afición de Venezuela

Gabinete de Prensa del C.T.A.D.B.
Café Gijón de Madrid, Mayo/2014.- 
Genio y figura el ya legendario ganadero de Galapagar, al que le apodaron despectivamente como "el cateto" y salió más listo que nadie para disgusto de muchos y satisfacción para la afición taurina. Su inteligencia natural aplicada al conocimiento del toro, y desde su concepto de raza e integridad del ganado bravo, le hizo conservar un encaste señero como el de Albaserrada y elevarlo a las más altas cotas de prestigio durante cinco décadas, asegurando la continuidad en las manos de su hijo Victorino Martín García con plena dedicación a la ganadería, fiel y leal al espíritu y letra que imprime su querido padre.

Es así como ya ha sobrepasado el medio siglo desde que que en 1960 Victorino lidiara su primera res como responsable de la ganadería de Albaserrada. Fue todavía a nombre de Escudero Calvo, en la Plaza de Zaragoza, , con una novillada en la que alternaron Emilio Oliva, Palmeño y Manolín Herrero.

El próximo 25 de junio se cumplirán 54 años de la primera corrida de toros. Fue en San Sebastián de los Reyes, en la inauguración de la plaza, y en el cartel se anunciaron nada menos que Antonio Bienvenida, Antoñete y Curro Montes.

Y ahora que estamos en plena feria de San Isidro, recordar que que los victorinos se lidiaron por primera vez en el abono isidril en 1972 en un mano a mano entre dos colosos del toreo como lo fueron Antonio Bienvenida y Andrés Vázquez. 

Desde esa fecha hasta el próximo 6 de Junio con anunciada comparecencia de los albaserradas de Victorino en la Ventas, viene recorriendo un largo camino jalonado de éxitos para él y para la tauromaquia, siendo de citar como auténticos hitos, entre otros, ek de su primer premio a la "Mejor Corrida" en 1975, o la histórica tarde de Beneficencia de 1982 con su salida a hombros con Ruiz Miguel, Palomar y Esplá, o el indulto en la corrida de la prensa en julio del mismo año, por Ortega Cano, del famoso "Belador".

Esto y muchas cosas más fueron desgranadas por el genial Victorino y su hijo, y por los oradores del Círculo Bienvenida que le ofrecieron este merecido, sentido y emotivo homenaje en el salón conocido como "la bóveda" del histórico "Café Gijón" del Paseo de Recoletos de Madrid, a donde aun llegaban los ecos de la celebración en la cercana fuente de Cibeles de la última conquista del Real Madrid C. F. ¡la décima Copa de Europa"! mientras Victorino se ufanaba mostrando una fotografía acompañado deDon Santiago Bernabéu, mítico patriarca del club más importante del mundo y gran aficionado a los toros que llegara a organizar festivales taurinos benéficos en la plaza de Las Ventas. 

Victorino Martín y Santiago Bernabéu (1972)

Y así se fue desarrollando un brillante acto, presentado y moderado por Juan Lamarca, que le cedió el testigo al ilustre periodista Juan Miguel Núñez que resaltó de forma magistral la trayectoria de Victorino y su ganadería, siendo nuestro entrañable Fernando del Arco, fundador del Círculo Bienvenida en Barcelona, quien le hiciera una excelsa glosa salpicada de curiosas anécdotas comunes, para a continuación entregarle el galardón otorgado con el nombre de la "FÁBULA GANADERA DE LA HISTORIA".


La palabras de Victorino Martín, fieles a su sinceridad, sapiencia y valentía sobre su vida, su obra y sus anhelos, en relación con el campo bravo y la Fiesta, en estos y otros tiempos, llenaron de estupor y admiración a los presentes que le ovacionaron varias veces.

Su hijo, Victorino Martín García, igualmente resaltó su total identificación con la línea ganadera de su padre con el que conjuntamente trabajan la ganadería desde hace más de dos décadas; agradeciendo al Círculo Bienvenida esta distinción para con su padre, y recordando a un símbolo como Antonio Bienvenida como unos de los importantes artífices de la lidia y triunfo de sus toros, junto con el gran Andrés Vázquez. 

Victorino Martín García

El acto se completó con un sencillo pero sincero y cordial homenaje a la afición venezolana allí representada por diferentes Capítulos bienvenidistas y peñas taurinas del país bolivariano; siendo entregados sendos reconocimientos por la labor desempeñada en pro de la divulgación y fomento de los valores y cultura de la Fiesta, y por la empecinada defensa de las corridas de toros que llevan a cabo de forma permanente en una problemática situación social y política que atraviesan y también difícil para la propia Fiesta brava.

Así los dirigentes del Capítulo de San Cristóbal, Alejandro Espejo y Juan José Guerrero, recibieron su diploma de manos del directivo español, Javier Morales.

El presidente del Capítulo de Caracas, Miguel Guía Mijares, lo recibió del Secretario Gral. José Ramón García, que a su vez obsequió al Círculo Bienvenida con una maqueta con motivos de la Dinastía Bienvenida.

Y el directivo español, Manuel Polo, hizo lo propio con Pedro Casanova, fundador y presidente de la Peña Taurina "San Pedro Río", del Táchira, el cual entregó a Juan Lamarca un reconocimiento consistente una placa, obra de la escultora Aura Zafrané, y calificándolo como "un venezolano de alma y corazón".

Juan Miguel Núñez glosa la figura de Victorino

Juan Lamarca pasa el testigo a Fernando del Arco

El abrazo de dos caballeros


Miguel Guía, Pedro Casanova, Victorino's 
y Juan Lamarca celebrando el trofeo recibido



Con todo merecimiento... 



Juan Miguel Núñez y Juan Lamarca


Los Victorino y Juan Lamarca

Juan José Guerrero, Javier Morales y Alejandro Espejo
Capítulo de San Cristóbal

José Ramón García entrega el galardón a Miguel Guía
presidente del Capítulo de Caracas

Manuel Polo, Miguel Guía y Pedro Casanova

Pedro Casanova, presidente de la Peña Taurina "San Pedro Río"

La profesora Beatriz Badorrey

La "bóveda del Gijón"

 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada