lunes, 18 de junio de 2012

RAIMUNDO RODRIGUEZ SANCHEZ Y LA SUERTE DE PICAR A LOS TOROS / Por Enrique Barrios Barrios



 Enlace Relacionado: Click

RAIMUNDO RODRIGUEZ SANCHEZ 
Y LA SUERTE DE PICAR A LOS TOROS 

Enrique Barrios Barrios 
Valencia, 17/06/2012
NOTAS DE TOROS / Diario Notitarde de Valencia (Carabobo-Venezuela)

                                                      COMIENZO PROFESIONAL.- 
Este excelente ejecutor de la suerte de varas, nació el día 15 de Marzo de 1931 en la comunidad de Zarzalejo, población perteneciente a la provincia de Madrid. Emprende la labor que le conduce posteriormente a desempeñarse como varilarguero profesional, en los tentaderos de las diversas ganaderías de casta existentes en los campos cercanos a la capital española, llegando a trabajar bajo las órdenes de los diestros Manuel García –Palmeño-, Antonio Ruiz –Espartaco-, Sánchez Bejarano, Agapito García –Serranito-, Andrés Vásquez, José María Manzanares y José Ortega Cano. En su actividad como picador, se vanagloriaba mostrando suma complacencia, por los sabios consejos que recibió de los dos toreros que más admiró durante toda su vida, como fueron los ya mencionados Agapito García – Serranito- y Andrés Vásquez. 

COMO SE EJECUTA LA PICA.- 
Una de las preocupaciones de este gran picador, fue la de explicar a su manera como concebía la realización de la suerte de varas. A tal efecto, Raimundo Rodríguez Sánchez sostenía que para picar bien, era necesario conocer el tema de las querencias, los terrenos a favor o en contra, el porqué se pica a los toros, el sitio exacto de colocar la vara, el manejo del palo como se echa hacia delante, como debe montar un picador, la colocación de los estribos y la conducción y protección del caballo, concretándose todo al análisis del toro, del caballo y del picador. En la suerte de varas el toro aprieta y el caballo lucha por no dejarse caer, siendo la inclinación del caballo esencial para resistir la fuerza del toro. La pierna derecha del picador debe estar fuera del estribo y hacia atrás, para hacer posible que él pueda echarse encima del palo, debiendo girar la cara del caballo a la derecha para frenar el empuje del toro. Es en el estribo izquierdo donde finaliza la fuerza que despliega el picador, por ello si los dos estribos están iguales de largo, el puyazo nunca se pondrá bien. Para hacerlo correcto, en el inicio del puyazo la vara debe ser cogida por la mitad con la mano derecha, tirando hacia atrás, hacia arriba y hacia delante apoyada en la axila, dejando caer la puya en lo alto del morrillo, pues si cae fuera del sitio, puede perjudicar al toro y por ende a la faena.

RECONOCIMIENTOS QUE LE FUERON OTORGADOS.- 

Reinaldo Rodríguez Sánchez en el ejercicio de su profesión, cosechó múltiples trofeos, entre los cuales merecen espacial mención los concedidos en Nimes durante el año de 1971, los de Logroño en 1973, los de Dax en 1975 y los de San Isidro en 1970, 1971 y 1975. Tuvo tanta repercusión su actuación como varilarguero que unos años antes de morir, el Círculo Taurino Amigos de la Dinastía Bienvenida de Madrid el 26 de Junio del año 2005, acordó hacerle entrega de un Diploma en reconocimiento a su trabajo desplegado durante mas de treinta años, como destacado intérprete de la suerte de picar. 

enbebe@hotmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada