domingo, 28 de julio de 2013

VENEZUELA: EL LUGAR DONDE VIVE EL TORO DE LIDIA / Enrique Barrios Barrios




EL LUGAR DONDE VIVE EL TORO DE LIDIA

Enrique Barrios Barrios**
NOTAS DE TOROS / 
Publicado en el Diario Notitarde de Valencia-Carabobo

LA FINCA GANADERA.- 
Antiguamente el toro bravo vivía en el campo abierto de manera salvaje, en contacto directo con la naturaleza. La bravura del animal provoca en el hombre la idea de combatirlo, dándole muerte con la lanza montado a caballo.

Al surgir el toreo de a pie, aparecen las fincas ganaderas con el fin de criar al toro de lidia bajo el régimen extensivo, o sea, una determinada extensión de terreno conformada por montañas y sabanas silvestres. Actualmente el toro bravo se encuentra en fincas con pastos naturales o sembrados bajo sistemas de riego, en tierras cercadas que pueden ser planas o en parte quebradizas, permitiendo éstas últimas mejorar su nivel físico y su condición de movilidad.

El ACONDICIONAMIENTO DEL CORTIJO.- 
La administración y manejo de una instalación ganadera para criar reses de casta, requiere de condiciones mínimas y necesarias. Entre ellas son indispensables las maquinarias para sembrar y cortar pastos, los bebederos de agua y puestos de comer alimento, lagunas para almacenamiento de agua natural, una edificación que sirva de hogar o residencia, la plaza de tientas, corrales, embarcadero, chiqueros, mangas, cajón de curas y de herrar, debiendo ser dotada además, de un cuidadoso control sanitario de toda la vacada.

Una empresa ganadera por otra parte, debe dividir el terreno que sirve de base fundamental a la finca en diferentes potreros, con el objeto de agrupar a los animales en porciones o lotes, para poder clasificarlos según su sexo y según su edad.

SIGNIFICACION DE LA EDAD EN LOS MACHOS.- 
La edad juega un papel de gran importancia en la denominación de las reses del género masculino. Es así como a los animales con menos de un año se les denomina becerro; a los que tienen entre uno y dos años el nombre que les corresponde es añojo; a los que se encuentran entre dos y tres años, se les llama eral; a los que pasan de tres sin llegar a cuatro, son llamados novillo o utrero, y todos aquellos que han cumplido cuatro o más años, logran la condición del verdadero toro de lidia.  // enbebe@hotmail.com //

**Enrique Barrios Barrios, es presidente del Capítulo de Valencia del Círculo Taurino Amigos de la Dinastía Bienvenida

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada