domingo, 6 de mayo de 2012

Bienvenidismo, una causa taurina y social / Por Nelson Hernández Ramírez


El espíritu benefactor y altruista presidió la vida de la familia Bienvenida
*************


Bienvenidismo, una causa taurina y social
 
 
 
Por Nelson Hernández Ramírez
Presidente del Capítulo Nacional Venezuela
Círculo Taurino Amigos de la Dinastía Bienvenida

En mayo de dos mil diez se fundó el Capítulo Caracas del Círculo Taurino Amigos de la Dinastía Bienvenida. Sus objetivos fueron delineados en la noche del martes veinticinco con toda claridad. Servir a la fiesta brava en todas sus facetas a partir de conceptos de solidaridad con taurinos y con instituciones o gremios.

Concebimos la tauromaquia como una expresión histórica y cultural, promotora de la libertad e integración social, pero igualmente, al saber que los festejos son un espectáculo, promovemos el mismo con fines altruistas y de beneficio múltiple.

Por esa razón,antes de celebrar el segundo cumpleaños, hemos planteado a la Cámara Municipal de Caracas la apertura de las instalaciones del Nuevo Circo de Caracas para celebrar corridas de toros y espectáculos diversos, con fines sociales. Señalamos como ejemplos, el mejoramiento del paisajismo urbano, arborizaciòn, apoyo a instituciones que recuperen a ciudadanos abandonados o sometidos al calvario las drogas, o niños en las calles, además de propiciar un aula cultural y un museo municipal de arte taurino.

No obstante, no haber tenido respuesta de la autoridad municipal, donde legalmente recae la competencia administrativa taurina, el Capítulo Caracas ha llevado monetario a instituciones de Caracas, Mérida y Tovar, ha fomentado las actividades de escuelas taurinas, ha promovido siete nuevos capítulos en Venezuela y uno en México, dos convenciones nacionales, apoyo al patrimonio cultural del Estado Aragua, ayudas a toreros activos y retirados, promoción de periodistas y cronistas, publicaciones, premiaciones de todas las ferias y ha levantado las banderas del asociacionismo voluntario.

La tauromaquia venezolana vive constreñida a cinco ferias importantes y otras ocho menos relevantes, con lo cual suma cuarenta festejos, en los cuales una buena cuota del ganado, mayoritaria, es de las divisas venezolanas.

Ese es un caudal que nos hemos empeñado en mantener y de acrecentar, habiendo tenido éxito en cuanto a la movilizaciòn de contingentes de aficionados hacia las ferias y en lo relacionado con el incremento de la cultura taurina a través de charlas, conferencias, coloquios y videos.

Todo lo hemos hecho con buena voluntad y sin fines de lucro, por lo cual nos sentimos orgullos del deber cumplido y a su vez nos comprometemos a mantener nuestra adhesiòn a la sede madrileña y a apoyar a los fraternos directivos mexicanos y de otros países, como Ecuador, donde funciona, y de Perú y Colombia, donde pronto tendremos buenas noticias.

Los valores y la especificidad del legado de la Dinastía Bienvenida son un poderoso instrumento de apoyo y motivación, por lo cual nos sentimos alegres y felices, pués esta muy querida familia extremeña tuvo en Venezuela uno de sus instantes históricos de mayor relevancia, tanto en la consolidaciòn como grupo familiar como en el soporte al naciente modernismo de la tauromaquia venezolana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada