sábado, 31 de agosto de 2013

MANOLO BIENVENIDA 75 ANIVERSARIO DE SU FALLECIMIENTO / Por Rafael Dupouy Gómez



MANOLO BIENVENIDA
75 ANIVERSARIO DE SU FALLECIMIENTO

Rafael Dupouy Gómez
Se cumplen 75 años de la triste desaparición física de Manolo Bienvenida, la gran figura del toreo que marcó una época importante en la Fiesta Brava. Fue un auténtico niño prodigio que aprendió de su padre don Manuel Mejías Rapela, el famoso “Papa Negro”, los conocimientos necesarios para convertirse en un magnífico matador de toros, único y fenomenal entre los de su tiempo, a quien dedico este merecido recuerdo.

El 31 de agosto de 1938, a las 5 de la mañana, falleció en la clínica San Ignacio de San Sebastián (España), Manolo Bienvenida a la edad de 25 años, víctima de un tumor maligno en el pulmón derecho. Su féretro fue trasladado a Sevilla, siendo llevado a hombros desde la Capilla del Patrocinio en Triana hasta el Cementerio de San Fernando, donde recibió cristiana sepultura. Posteriormente, sus restos fueron trasladados al panteón familiar en el Cementerio de la Real e Ilustre Archicofradía Sacramental de Santa María de Madrid, donde se encuentra actualmente.

Manolo Bienvenida nació en Dos Hermanas, Sevilla (España), el 23 de noviembre de 1912. Se inició como becerrista desde muy niño, conformando al lado de su hermano Pepe, una exitosa pareja de niños toreros.

Su padre, don Manuel Mejías Rapela, el “Papa Negro”, decidió probar suerte en tierras americanas, toreando en Perú con mucho éxito y luego visitando Venezuela, debutando el 14 de marzo de 1915, consiguiendo torear varias corridas en el Circo Metropolitano de Caracas. Importantes triunfos como la tarde del 9 de abril de 1916, cortando cuatro orejas a un encierro del General Juan Vicente Gómez, alternando con José García “Alcalareño”, hicieron crecer su popularidad. Correspondiendo al afecto de la afición venezolana, el “Papa Negro”, regresó a Venezuela, pasando largas temporadas, trayendo consigo a toda su familia los años siguientes. Durante una de sus estadías nació el gran Antonio Bienvenida en Caracas, el 25 de junio de 1922. 

El 22 de octubre de 1923, Manolito y Pepe Bienvenida, se presentaron en una becerrada intima en el Nuevo Circo de Caracas (Venezuela). Los lazos con la familia del General Gómez y en especial con sus hijos Juan Vicente y Florencio Gómez Núñez, se estrechan compartiendo su afición y pasión por la fiesta brava. 

El 27 de enero de 1924, en el Circo Metropolitano de Caracas (Venezuela), se realizó una corrida mixta homenaje al “Papa Negro”. Actuaron esa tarde los diestros Bernardo Muñoz “Carnicerito de Málaga”, José Carralafuente, Manolo Menchaca y los niños Manolo y Pepe Bienvenida que lidiaron dos becerros de media casta con bastante éxito.

Finalizados sus compromisos taurinos, el “Papa Negro” quería regresar con su familia a su patria, pero su difícil situación económica se lo impedía. Fue su gran amigo, el Presidente de la República de Venezuela, General Juan Vicente Gómez, quien le regaló los pasajes para su feliz retorno a España.

En España, Manolo y Pepe, torearon por primera vez, el 22 de febrero de 1925, en Coria del Río (Sevilla). Los niños Bienvenida, debutaron como becerristas en la Maestranza de Sevilla, el 28 de junio de 1925, estoqueando dos becerros del Marqués de Sales. Posteriormente, el 3 de julio de 1925, repitieron su presentación ante la misma ganadería, logrando el triunfo y reconocimiento en España. Pero antes de comenzar la temporada de 1926, el Ministro de la Gobernación, decretó la prohibición para torear en España a los menores de edad. Por tal motivo, organizaron una temporada al sur de Francia, toreando 18 becerradas con un rotundo éxito.

Posteriormente, debido a la prohibición en España, decidieron emprender viaje para América, convirtiéndose en ídolos en México luego de lidiar con éxito 26 becerradas y un Festival, logrando un fabuloso contrato para los Estados Unidos, presentándose en el famoso Coney Island Stadium de la ciudad de New York, el 17 y 30 de julio de 1927.

Regresaron a su querida Venezuela y el domingo 4 de marzo de 1928, fueron presentados en el Nuevo Circo de Caracas los niños Manolo y Pepe Bienvenida, debutando con traje de luces. Los hijos del “Papa Negro”, estuvieron muy artistas y gustaron mucho a los aficionados caraqueños. 

Manolo y Pepe Bienvenida fueron presentados cuatro tardes, en los meses de marzo y abril de 1928, en el Nuevo Circo de Caracas (Venezuela). Fueron los días: 4, 14, 25 de marzo y 15 de abril de 1928. Hubo una gran entrada. El Gral. José Vicente Gómez, hijo del General Juan Vicente Gómez, Presidente de la República, obsequió la última tarde, dos ejemplares de media casta para ser lidiados en la despedida de los jóvenes toreros.

El 26 de agosto de 1928 se presentaron por primera vez Manolo y Pepe Bienvenida en la Plaza de Toros Monumental de Barcelona (España) ante un lleno impresionante a pesar de los altos precios de las entradas. Los hermanos Bienvenida lidiaron seis becerros y cortaron orejas y rabos. El 8 de septiembre de 1928, se presentaron los niños Bienvenida en Madrid.

ALTERNATIVA Y ALGUNOS DESTACADOS TRIUNFOS

Manolo Bienvenida, tomó la alternativa en Zaragoza, el 30 de junio de 1929, a la edad de 16 años, convirtiéndose en uno de los matadores de toros más jóvenes de la historia del toreo. Los toros pertenecieron a la ganadería de Don Antonio Flores. Su padrino de alternativa fue Antonio Márquez y testigo Paco Royo “Lagartito”. Manolo Bienvenida le cortó al toro de su alternativa de nombre “Mahometano”, las dos orejas y rabo.


El arte y la gracia de Manolo Bienvenida el día de su alternativa. 1929.

El 8 de septiembre de 1929, en Murcia, Manolo Bienvenida fue el triunfador de la tarde, cortándole la oreja y rabo a su primer toro de Concha y Sierra. Actuó esa tarde con los diestros Diego Mazquiarán “Fortuna” y Antonio Posada. 

Manolo Bienvenida confirmó su alternativa en Madrid, el 12 de octubre de 1929, toreando un mano a mano con Marcial Lalanda, que le cedió la muerte del toro “Huerfanito” de don Alipio Pérez Tabernero, recibiendo una gran ovación. 

Consiguió grandes éxitos en la Feria del Pilar, en Zaragoza, en octubre de 1929. Ese mismo año, toreó unas 31 corridas de toros.

El 24 de abril de 1930, debutó como matador de toros en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla.

El 22 de junio de 1930, en Madrid, Manolo Bienvenida hizo una memorable faena al sexto toro de la tarde, perteneciente a la ganadería de María Montalvo, de nombre “Montesillo”. Manolo realizó una gran faena, destacando unas verónicas cargando la suerte y una serie de seis muletazos naturales. Mató de media estocada en todo lo alto, cortando las orejas y fue sacado a hombros por una multitud, mientras el público continuó ovacionándole desde los tendidos. Alternó con “Valencia II” que escuchó muchas palmas y Fuentes Bejarano que dio una vuelta al ruedo en cada uno de sus toros.

En la Feria de Valencia (España) de 1930, Manolo Bienvenida fue el triunfador de la feria y se le catalogó como “El Príncipe del Toreo”.

El 3 de agosto en 1930, en Vitoria, en la primera corrida de feria, se lidiaron toros de Santa Coloma, para los diestros Marcial Lalanda, Martín Agüero y Manolo Bienvenida. Lalanda fue muy aplaudido. Agüero dio una vuelta al ruedo en cada uno de sus toros. Manolo Bienvenida fue el triunfador de la tarde, al realizar una gran faena al tercer toro de la corrida, al que le cortó las dos orejas y rabo. En el último toro fue muy ovacionado. Manolo Bienvenida salió de la Plaza a hombros. Continuaron ese mes, sus triunfos en Manzanares, Gijón y Cádiz, en la Corrida de la Prensa, donde conquistó la Medalla de Oro.

El 29 de septiembre de 1930, en la Plaza de Toros de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, Manolo Bienvenida logró un resonante triunfo, cortando las dos orejas y el rabo. Esa tarde se lidiaron toros de Guadalest. Alternó con Marcial Lalanda y Joaquín Rodríguez “Cagancho”.

La grandeza de Manolo Bienvenida en Sevilla. 1930.

El 5 de octubre de 1930, se encerró en solitario para estoquear seis toros de la ganadería de Concha y Sierra, en la Plaza Monumental de Valencia (España), cortando cuatro orejas y un rabo.

El 12 de octubre de 1930, en la Plaza de Toros Monumental de Barcelona (España), torearon los diestros Marcial Lalanda, Manolo Bienvenida, “Gitanillo de Triana” y Jesús Solórzano. Manolo Bienvenida y Marcial Lalanda triunfaron esa tarde, cortándoles a uno de sus toros, las dos orejas y rabo. 

El 19 de octubre de 1930, en la Plaza de Toros de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, Corrida a Beneficio de la Cruz Roja, Manolo Bienvenida se encerró nuevamente en solitario, para matar siete toros y cortó tres orejas. Los toros eran de don Rufino Moreno Santamaría. Ese año, toreó unas 73 corridas de toros quedando segundo del escalafón detrás de Marcial Lalanda.

El 22 de abril de 1931, en la Plaza de Toros de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, Manolo Bienvenida obtuvo un gran triunfo al cortar las dos orejas y el rabo, alternando con Marcial Lalanda y Joaquín Rodríguez “Cagancho”. Los toros eran del Conde de la Corte. Al día siguiente, sufrió un percance ante un toro de Villamarta, en la misma plaza.

PARTICIPÓ EN EL CARTEL INAUGURAL DE LA MONUMENTAL DE LAS VENTAS

Manolo Bienvenida participó en la corrida inaugural de la Plaza de Toros Monumental de Las Ventas de Madrid, el 17 de junio de 1931. Actuó con los diestros Diego Mazquiarán “Fortuna”, Marcial Lalanda, Nicanor Villalta, Fausto Barajas, Luis Fuentes Bejarano, Vicente Barrera y el mexicano Fermín Espinosa “Armillita”. Se lidiaron ocho toros de distintas ganaderías. “Fortuna” fue el único diestro que triunfó esa tarde, dando una vuelta al ruedo. La plaza había terminado su construcción en el año de 1929, pero por problemas con sus accesos, se inauguró la fecha antes mencionada. El año 1931, toreó unas 84 corridas de toros.

El 3 de abril de 1932, en la Corrida de Beneficencia, en Madrid, Manolo Bienvenida alcanzó un triunfo tan grande que la afición y la prensa lo catalogó como “La Máxima Figura del Toreo”. 

El 9 de mayo de 1932, en Béziers (Francia), se lidió ganado de Flores para los diestros Marcial Lalanda, Manolo Bienvenida y Domingo Ortega. Manolo Bienvenida tuvo una tarde triunfal, toreó magistralmente con el capote, colocó cuatro pares de banderillas monumentales, hizo una faena muy grandiosa coronada con media estocada superior y le concedieron las dos orejas y el rabo. 

El 15 de mayo de 1932, en la Plaza Monumental de Barcelona (España), se lidiaron dos toros de Gabriel González para el rejoneador portugués Simao Da Veiga y cinco de la viuda de Soler y uno de Villamarta para los diestros Manuel Jiménez “Chicuelo”, Vicente Barrera y Manolo Bienvenida. En su primer toro, Manolo Bienvenida, se lució con su arte y pinturería; hizo una faena grande y variada, colocó una estocada hasta los gavilanes, en medio de un público enloquecido, le concedieron las dos orejas y el rabo.

El 7 de agosto de 1932, en Santander (España), se lidiaron cuatro toros de don Antonio Pérez y cuatro de Angoso, para los diestros Marcial Lalanda, Manolo Bienvenida, Jesús Solórzano y Antonio García “Maravilla” que tomaba la alternativa. Manolo Bienvenida, al ejemplar de la ganadería de don Antonio Pérez, le realizó una faena muy completa y variada, arrodillándose y cogiendo al toro por los pitones obligándolo a embestir. Recibió las dos orejas y rabo junto a una clamorosa ovación. Fue una buena y entretenida corrida donde los diestros fueron muy ovacionados y aplaudidos. Manolo Bienvenida consideraba su actuación como una de sus tardes más redondas donde le salió todo bien y conservaba un grato recuerdo.

El año 1932, toreó unas 57 corridas de toros, colocándose entre los llamados cuatro “Reyes de la Baraja”: Marcial Lalanda, Vicente Barrera, Domingo Ortega y Manolo Bienvenida.

MANOLO BIENVENIDA INAUGURA LA MAESTRANZA DE MARACAY

El 20 de enero de 1933, para la inauguración de la Plaza de Toros Maestranza de Maracay (Venezuela), los hermanos Juan Vicente y Florencio Gómez Núñez contrataron al rejoneador español don Antonio Cañero, al venezolano Eleazar Sananes “Rubito” y a los españoles Manolo Bienvenida y Pepe Gallardo. Ese día fue el debut de Manolo Bienvenida como matador de toros en Venezuela. El triunfador esa tarde fue Manolo Bienvenida, que realizó una gran faena y cortó la oreja y rabo de su primero. En su segundo toro, fue muy ovacionado y saludó desde los medios. Los toros eran de la ganadería venezolana de “La Providencia”, divisa “Gualda y Roja”, propiedad de los hermanos Gómez Núñez.

Manolo Bienvenida fue contratado para torear las tres corridas de toros que componían la feria de Maracay de 1933.

Manolo Bienvenida y Pepe Gallardo con don Florencio Gómez Núñez en la Maestranza de Maracay el día de su inauguración, el 20 de enero de 1933. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

El 27 de abril de 1933, Manolo Bienvenida sufrió en la Corrida de Beneficencia, en la Plaza de Toros Monumental de Las Ventas de Madrid, una grave cornada en el bajo vientre con rotura de intestinos y vejiga, al dar un pase de rodillas, al tercer toro de la tarde, de la ganadería de Albaserrada. Alternó con los diestros Nicanor Villalta, Domingo Ortega y Antonio García “Maravilla” que confirmaba la alternativa esa tarde. Se lidiaron seis toros de Albaserrada y dos del duque de Tovar. También fueron corneados esa tarde, Domingo Ortega y “Maravilla”, por lo que Nicanor Villalta tuvo que estoquear siete toros. El diestro aragonés cortó las dos orejas al sexto toro de la accidentada tarde y salió a hombros. 

El 17 de julio de 1933, en la Plaza de Toros Monumental de Barcelona (España), los hermanos Manolo y Pepe Bienvenida, lidiaron seis toros de don Celso Cruz. Manolo Bienvenida a su primer toro le cortó una oreja. Pepe Bienvenida, al tercer toro de la tarde, le cortó la oreja y el rabo. El público obligó a los dos hermanos a salir dos veces, ovacionándoles. Al continuar los aplausos, los hermanos Bienvenida sacaron a su padre el “Papa Negro” para que compartiera la ovación con ellos. En el sexto toro de la tarde, Pepe Bienvenida volvió a realizar una gran faena y cortó, nuevamente, la oreja y el rabo. Manolo y Pepe Bienvenida salieron a hombros de la multitud. 

El 19 de noviembre de 1933, en la Plaza de Toros Nuevo Circo de Caracas (Venezuela), se lidiaron tres toros de Pallarés y tres toros criollos de Juan Vicente Ladera, para los diestros Antonio García “Maravilla”, Luis Díaz “Madrileñito” y Manolo Bienvenida quien debutaba en esa plaza como matador de toros. Bienvenida toreó muy bien, cortó orejas y salió a hombros en compañía de los diestros “Maravilla” y “Madrileñito” que cortaron orejas y rabos en sus primeros toros. El año 1933, Manolo Bienvenida toreó unas 45 corridas de toros, en el viejo continente.

Mi abuelo Florencio Gómez Núñez, toreó con mucha frecuencia como aficionado práctico. Como dato curioso Manolo y Pepe Bienvenida ya convertidos en matadores de toros y figuras consagradas del toreo, torearon en la Maestranza de Maracay con sus grandes amigos Juan Vicente y Florencio Gómez Núñez. Tal era la afición de los hermanos Gómez Núñez, que vistieron trajes de luces, para torear un mano a mano con Manolo y Pepe Bienvenida en diciembre de 1933, en la Maestranza de Maracay. Mataron una novillada, invitando a familiares y amigos para que los vieran torear en privado. El banderillero de confianza de mi tío Juan Vicente fue Pepe Bienvenida y el de mi abuelo Florencio fue Manolo Bienvenida. 

Por cierto, Manolo Bienvenida, recordando ese episodio, le dedicó una foto de recuerdo a mí abuelo que dice: “A mi matador Florencio, de su banderillero de confianza, Manolo”.

Para la Feria de Maracay del año 1934, los hermanos Juan Vicente y Florencio Gómez Núñez, contrataron a los hermanos Manolo y Pepe Bienvenida, Nicanor Villalta y Antonio García “Maravilla”. Ese año, Manolo Bienvenida escribió a los hermanos Gómez Núñez, unas sentidas palabras:

“En mi anterior temporada en Venezuela, por el carácter del público y el ambiente delicioso de este hermoso país me creía que seguía viviendo en España, pero entraba en la plaza de toros y me consideraba en un país extranjero.

En esta mi segunda temporada aquí, me encuentro con la plaza que han hecho construir mis queridos amigos Juan Vicente y Florencio Gómez, y ahora sí he creído en todo momento que estaba en España.

Me llevo el recuerdo grato de este precioso circo, y el honor de haber toreado en la corrida de su inauguración”.

Manolo Bienvenida.

El 19 de febrero de 1934, en Lima (Perú), Manolo y Pepe Bienvenida tuvieron una gran tarde, lidiando seis toros de la ganadería de Asín. Los hermanos Bienvenida cortaron orejas y rabos a sus toros. 

En la Feria de Málaga de 1934, Manolo Bienvenida alcanzó un gran triunfo siendo sacado a hombros de la plaza. El 16 de septiembre de 1934, en la Plaza Monumental de Las Ventas de Madrid, volvió a triunfar. El año 1934, toreó unas 41 corridas de toros.

El 15 de abril de 1935, en la Plaza Monumental de Barcelona (España), se lidiaron seis toros de don Ignacio Sánchez para los diestros Manolo y Pepe Bienvenida. Los diestros fueron muy ovacionados y aplaudidos toda la tarde. Manolo Bienvenida al quinto toro de la tarde, le cortó las dos orejas y rabo, dando la vuelta al ruedo ante un diluvio de sombreros, ovación indescriptible, salió a los medios a saludar y llamó a su hermano Pepe para compartir juntos los aplausos.

El 19 de mayo de 1935, en la Plaza de Toros Monumental de Las Ventas de Madrid, se lidiaron toros de Bernardo Escudero, para los diestros Nicanor Villalta, Manolo Bienvenida y José González “Carnicerito de México”. El triunfador de esa tarde fue Manolo Bienvenida que cortó dos orejas, una a cada toro que le correspondió en suerte.

El 2 de junio de 1935, en la Plaza Monumental de Las Ventas de Madrid, se lidiaron cinco toros de Tomás Pérez de la Concha y uno de José de la Cova, lidiado en cuarto lugar. Actuaron esa tarde, Joaquín Rodríguez “Cagancho”, Manolo Bienvenida y Curro Caro. Manolo Bienvenida fue el triunfador esa tarde al cortarle a su primer toro las dos orejas y rabo, siendo una de las faenas más completas realizadas en ese ruedo. En su segundo toro, fue ovacionado.

El 10 de junio de 1935, en la Plaza de Toros de Plasencia, se llevó a cabo una jornada inolvidable para los aficionados, torearon un mano a mano, Manolo y Pepe Bienvenida, lidiando toros de Gabriel González del Campo, de Salamanca. Las faenas realizadas fueron indescriptibles. Manolo Bienvenida cortó cuatro orejas y dos rabos. Pepe Bienvenida dio dos vueltas al ruedo, en dos de sus toros. Tuvo petición de oreja en el sexto toro de la corrida. Las faenas de Manolo esa tarde fueron consideradas apoteósicas y de las mejores realizadas en la historia de esa plaza.

El 16 de junio de 1935, se anunció en la prensa como el acontecimiento más grande del año, la corrida de toros que se celebró en la Plaza de Toros de Aranjuez, el grandioso mano a mano entre Manolo Bienvenida y el mexicano Lorenzo Garza. Se lidiaron reses de doña Juliana Calvo (antes Albaserrada). Manolo Bienvenida al quinto toro de la tarde le realizó una faena apoteósica, cortando las dos orejas y el rabo. Garza, cortó una oreja al último toro de la corrida.

El 2 de septiembre de 1935, en la Plaza de Toros Monumental de Barcelona (España), lidiando seis toros de Miura, torearon un a mano a mano, Manolo Bienvenida y Pepe Bienvenida. Manolo a su primer toro, le realizó una gran faena siendo fuertemente ovacionado, cortó una oreja, dando una vuelta al ruedo, saliendo a los medios para agradecer la ovación. El año 1935, toreó unas 64 corridas de toros, quedando líder del escalafón en compañía de Fermín Espinosa “Armillita”.

El 20 de abril de 1936, en la Plaza de Toros de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, Manolo Bienvenida cortó las dos orejas y rabo. Alternó esa tarde con Cayetano Ordóñez “Niño de la Palma” y Domingo Ortega, que cortó una oreja. Los toros eran de don Joaquín Murube Turmo.

El 4 de junio de 1936, en la Plaza Monumental de Las Ventas de Madrid, se llevó a cabo la Corrida del Montepío de Toreros. Fueron lidiadas reses de Sánchez Fabrés Hermanos para los diestros Manolo Bienvenida, Domingo Ortega y Rafael Ponce “Rafaelillo”. Manolo Bienvenida, realizó una estupenda faena a su segundo toro de nombre “Pañofino” que le había brindado a su amigo el escritor peruano Felipe Sassone, al que le cortó las dos orejas y rabo. Domingo Ortega y “Rafaelillo” cortaron una oreja cada uno. Mi abuelo Florencio Gómez Núñez, gran amigo de Manolo Bienvenida, estuvo presente esa memorable tarde.

El 11 de junio de 1936, en la Plaza Monumental de Las Ventas de Madrid, se lidiaron seis toros de Coquilla y dos de Francisco Melgar, para los diestros Manolo Bienvenida y Domingo Ortega. Actuaron también el rejoneador cordobés don Antonio Cañero y de sobresaliente Ricardo Martín. Manolo Bienvenida a su primero, dio una vuelta al ruedo; a su tercero, le cortó las dos orejas. 

El 11 de julio de 1936, en la Feria de San Fermín, en Pamplona (España), Manolo Bienvenida al quinto toro de la tarde de la ganadería de don Alipio Pérez Sanchón, le cortó las dos orejas y el rabo, siendo su mejor actuación en esa plaza. Actuó en un mano a mano con el diestro Jaime Noaín.

El 18 de octubre de 1936, en la Plaza de Toros de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, se lidió una corrida mixta, con toros de distintas ganaderías. Actuaron los rejoneadores Antonio Cañero y Pepe “El Algabeño”. Los diestros Juan Belmonte, Manolo Bienvenida, Domingo Ortega y Pascual Márquez cortaron dos orejas y rabos cada uno. Los únicos diestros actuantes que no pudieron cortar orejas fueron Victoriano de La Serna, Venturita y Diego de los Reyes. Fue una corrida homenaje al Ejército Nacional.

El 6 de mayo de 1937, en la Plaza de Toros de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, Manolo Bienvenida cortó dos orejas y rabo. Alternó con Manuel Jiménez “Chicuelo”, Antonio Márquez y Domingo Ortega que cortó una oreja. Se lidiaron seis toros del Conde de Federico, uno de Juan Belmonte y uno de Gamero Cívico. 

El 11 de julio de 1937, se llevó a cabo una corrida mixta en la Plaza de Toros de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, se lidiaron toros de don Indalecio García, para los diestros Manolo y Pepe Bienvenida. Manolo, cortó una oreja. Allí se presentó como becerrista su hermano Antonio Bienvenida quien cortó las orejas y rabo a sus dos novillos de Belmonte, sacándolo a hombros de la plaza por las calles de Sevilla. Fue una corrida a beneficio de la reconstrucción del acorazado España.

El 29 de agosto de 1937, en Bilbao, Manolo Bienvenida sufrió una grave cogida por un toro de Domecq, que le produjo una grave desviación en la columna vertebral.

El 7 de noviembre de 1937, en la Plaza de Toros de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, Manolo Bienvenida cortó dos orejas y rabo. Actuaron el rejoneador portugués Joao Nuncio que cortó dos orejas y rabo, Cayetano Ordóñez “Niño de la Palma” y Pepe Amorós. Se lidiaron reses de Infante da Camara y Juan Pedro Domecq.

Manolo Bienvenida fue un diestro integral con una desbordada afición desde niño. Rivalizó muchas tardes con Domingo Ortega, con quien le unía una gran amistad. Sus célebres mano a mano con su hermano Pepe fueron muy interesantes y exitosos. Mi abuelo Florencio Gómez Núñez, quien lo conoció desde niño y mantuvo una fraternal amistad con la familia Bienvenida, se refería a Manolo como un torero artista, valiente, alegre, conocedor de los terrenos del toro que toreaba muy bien y con mucha gracia todos los tercios de la lidia. Con un constante deseo de agradar y estar bien siempre. Se adueñó de una enorme simpatía por parte de los aficionados. Vivía las 24 horas del día para el toro. 

Manolo Bienvenida, salió cuatro veces por la Puerta Grande de la Plaza Monumental de Las Ventas de Madrid, al igual que lo han hecho: Manuel Rodríguez Sánchez “Manolete”, Agustín Parra “Parrita”, Raúl Acha “Rovira”, Manolo González, Ángel Teruel, José Ortega Cano, José Miguel Arroyo “Joselito”, Luis Francisco Esplá y actualmente, Alejandro Talavante. Manolo Bienvenida y Juan Belmonte han sido los únicos matadores de toros que han cortado dos rabos en la Plaza Monumental de Las Ventas de Madrid, de los doce rabos que se han cortado en la historia de la plaza de toros más importante del mundo.

El 11 de mayo de 2011, recibimos la gentil invitación del Círculo Taurino Amigos de la Dinastía Bienvenida de España, en ocasión de la celebración del I Encuentro Iberoamericano, para presentar en la Sala “Antonio Bienvenida” de la Plaza de Toros Monumental de Las Ventas de Madrid, el documental “Los Bienvenida en Venezuela. Huella indeleble en el corazón de una dinastía”, realizado por nosotros, los Hnos. Dupouy Gómez. Acudieron distinguidas personalidades del mundo del toro que pudieron apreciar una semblanza histórica de la gloriosa dinastía torera, destacando la figura de Manolo Bienvenida, donde se incluyeron importantes fotografías, películas y documentos inéditos de sus actuaciones en Venezuela.

He querido rendir este cariñoso recuerdo al gran Manolo Bienvenida, quien durante diez años se convirtió, indiscutiblemente, en primera figura del toreo.

Que Dios lo bendiga Maestro, por todo lo grande que fue y pudo seguir siendo, al despedirse prematuramente de este mundo. ¡La afición taurina todavía llora su ausencia!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada